Zapatos de cine

No son un mero complemento. Ni mucho menos. Cada temporada marcan tendencia en las principales pasarelas del mundo y en la propia calle. Pero zapatos, sandalias, botas, botines y zapatillas no sólo copan las revistas de moda, escaparates y el asfalto. Un zapato puede marcar la diferencia en una historia. Y si no que se lo pregunten a los guionistas y cineastas que apostaron por dar cierto protagonismo en películas o series televisivas al calzado.

zapatos-de-peliculas-mujeres

¿Quién no recuerda a un enternecedor Charles Chaplin en La quimera del oro degustar sus botines, cual auténtico manjar, ante la ausencia de cualquier otro alimento que llevarse a la boca? Una imagen que, sin duda alguna, ha pasado a la historia del celuloide. Aunque ésta no es la única ocasión en la que el mundo del cine ha elevado a los altares el papel del calzado. La mera coincidencia de usar el mismo número de zapato sirvió de hilo conductor en otra comedia, en este caso de 2005, cuyo título ya es toda una declaración de intenciones: En sus zapatos.

La polifacética Meryl Streep encabezó el reparto de El diablo viste de Prada, una de esas historias en la que la moda y las tendencias mandan. Tacones y estilo están más que presentes en esta película cuyo cartel lo dice todo con una sola imagen en la que muestra un altísimo zapato rojo que se erige sobre el mismísimo tridente del demonio.

Pero si hay una historia por excelencia en el que el protagonista es el calzado ésa es La Cenicienta. Un zapato de cristal, que ha servido de inspiración en numerosas colecciones de moda a lo largo del tiempo, se convierte en la prueba del amor verdadero uniendo a la joven huérfana con su príncipe azul. Unas zapatillas de ballet en este caso demostraron también que los sueños, si se persevera en su consecución, se cumplen. Bilie Elliot era el niño que soñaba con bailar.

Estos son sólo algunos de los ejemplos que nos ha dejado la historia del cine sobre la importancia que puede llegar a tener el calzado. Las sandalias del pescador, con el magistral Anthony Quinn; El hombre con un zapato rojo, interpretado por un entonces joven Tom Hanks; o ya en el ámbito nacional Los tacones lejanos, de Almodóvar son otras de esas muestras de que el celuloide y el mundo del calzado están íntimamente ligados.

sexo en ny

Eso sin olvidar el romance continuo entre Carrie Bradshaw y los zapatos en la archiconocida serie de televisión, llevada posteriormente al cine, Sexo en Nueva York. Su pasión por el mundo de la moda, y especialmente por el calzado, llevó a Sarah Jessica Parker a convertire en toda una it girl.

Y tú y tus zapatos, ¿aún no tenéis una relación de película? Pásate por @Drastik_Shoes, conoce las nuevas tendencias y empieza a escribir la vuestra.

By Merche SG

Anuncios

Deja un comentario. Si desea información sobre un modelo concreto escriba un email a marketing@drastik.es

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s